Apuntes de ruso

Aprender ruso es una pesada tarea pendiente; pesada por la complejidad que entraña y porque a medida que van transcurriendo los años se me hace más difícil encontrar la constancia para acometerla. La he emprendido de modo entrecortado, como tantas otras, y de uno de esos intentos, el más serio de todos, escribí estos apuntes.

En España la enseñanza del ruso está vinculada indefectiblemente a María Sánchez Puig, filóloga con una obra impresionante. En sus diversos textos para el aprendizaje, sin embargo, me encontré con una gramática avejentada, tradicional, plagada de explicaciones del tipo “para identificar el sujeto de la oración debemos preguntarnos: ¿quién hace la acción?”, y otras muchas similares, que en el Bachillerato ya superamos felizmente gracias a la gramática funcional de Alarcos. Además, los diversos textos de Sánchez Puig, auque medien veinte años entre su elaboración, tienen un enfoque casi idéntico, lo cual aumenta la decepción. Intenté buscar otros enfoques, que abordasen el aprendizaje del ruso desde teorías gramaticales más modernas, pero no los encontré.

El texto está compuesto en TeX plano, con algunos añadidos para usar combinadamente las tipografías latina y cirílica. Para esta última usé la wncyr, aunque descubrí con desagrado que no es en absoluto tan “meta” como la Computer Modern latina creada por D. Knuth, en el siguiente sentido: las formas tipográficas son siempre las mismas, no se ensanchan para los tipos de cuerpo inferior como las Computer Modern latinas; en lugar de modificar su forma, la wncyr únicamente introduce más separación entre los caracteres, lo cual, obviamente, es una solución sub-óptima.

Apuntes de ruso

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *